Perú y Colombia realizan monitoreo biológico pesquero y ambiental en el río Putumayo

Países buscan garantizar seguridad alimentaria de pobladores

Perú y Colombia realizan monitoreo biológico pesquero y ambiental en el río Putumayo

•    PEDICP e Instituto “Sinchi” de Colombia trabajan articuladamente con autoridades competentes

Los  gobiernos de Perú y Colombia vienen trabajando de manera conjunta en el monitoreo de los recursos pesqueros en la cuenca del río Putumayo pues son considerados de vital importancia ya que de ellos depende la seguridad alimentaria de la población que habita en la frontera.

A través de un convenio entre el Proyecto Especial Desarrollo de la Cuenca del rio Putumayo (PEDICP) y el Instituto Sinchi de Colombia se realizan estudios básicos sobre recopilación de información biológica pesquera, socio económica y de aguas del río Putumayo,  para ello el Perú implementó las estaciones de monitoreo en El Estrecho y Huapapa, y Colombia en Puerto Leguízamo y Tarapacá.

En estos mecanismos de cooperación participan las autoridades pesqueras nacionales y regionales como el Ministerio de la Producción (PRODUCE) y la Dirección Regional de la Producción (DIREPRO) por el Perú, y el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (INCODER)  y la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (AUNAP) por Colombia.

Mauro Vásquez Ramírez, Director de Recursos Naturales y Medio Ambiente del PEDICP explicó que la información recabada en estos estudios permitieron organizar y poner en funcionamiento una Base de Datos de la Pesca Binacional, donde se almacenan los datos biológicos de las especies pesqueras, la socio economía de los pescadores y las comunidades y los aspectos ambientales y de aguas. Los datos de la base de pesca binacional son compartidos e intercambiados por los dos países.

También informó de los estudios realizados por el Convenio INADE – SINCHI, 2004, demostraron la  importancia de la pesca para la seguridad alimentaria, en esta área fronteriza el consumo de pescado se estima en 107 kg/persona/año en promedio, considerado uno de los más altos en la Amazonía continental; mientras que la pesca ornamental de alevines de arahuana, representa un rubro económico equivalente a Cuatrocientos Mil Dólares /año.

“Estos valores indican la importancia que tiene el recurso pesquero para las comunidades asentadas en zona de frontera.”, manifestó el especialista.

PESCA 01

De acuerdo a los resultados del monitoreo biológico realizado en el 2012, se estima que el volumen total de desembarque de la pesca comercial es de 76 toneladas de las cuales para El Estrecho se registró un total de cuarenta toneladas de pescado fresco que representó el 52.4%, y para Huapapa un total de treinta y seis toneladas que representó el 47.6%. De este monitoreo se concluyó que en El Estrecho, las especies desembarcadas más frecuentes fueron 32, mientras que en Huapapa se registraron 27 especies.

Como dato importante se tiene que los volúmenes de desembarque de El Estrecho y Huapapa, se incrementaron a partir de agosto a diciembre, que corresponde al período de aguas en descenso y vaciante; en El Estrecho el mayor volumen se registró en los meses de octubre (4,423 kg) y diciembre (4,493 kg.), mientras que en Huapapa en el mes de agosto (3, 652.3 kg).

El PEDICP realiza además la evaluación de los ambientes acuáticos de la cuenca del río Putumayo, en cada lugar se tomaron muestras cualitativas y cuantitativas del plancton y de las aguas. “El río Putumayo puede ser clasificado como un sistema de aguas blancas, mientras que los lagos y tributarios asociados como ambientes de aguas negras. Esto significa que la cuenca del Putumayo presenta aguas pobres en nutrientes y de baja mineralización, respecto de otras cuencas como el río Amazonas”, explicó Mauro Vásquez. .

Otro aspecto importante que se ha tenido en cuenta, es que a lo largo de aproximadamente 1,350 km de frontera de aguas compartidas, las especies de peces se encuentran en constante movimiento y dinámica, por lo que los gobiernos acordaron armonizar y compatibilizar las políticas y normas legales, a fin de que coadyuven en la protección, conservación y aprovechamiento sostenible de los recursos pesqueros fronterizos.

En este sentido, el PEDICP ha elaborado y alcanzado a las autoridades pesqueras peruanas una propuesta técnica para establecer un periodo de veda de la especie arahuana en parte del Putumayo peruano, que armonice con la veda de la misma especie para el lado colombiano, el mismo propone dicha medida en el periodo noviembre-marzo de cada año.

Sobre pedicp

Leer también

Loreto: Minagri otorgará reconocimiento a productores destacados

En el marco a la celebración por el Día del Campesino, a celebrarse el 24 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *